El algodón orgánico de las bragas menstruales Acorella

La industria textil es la industria más contaminante del mundo. Se necesitan unos 2.700 litros de agua para fabricar una camiseta. Actualmente, se producen se producen 150.000 millones de prendas de vestir cada año.

En Acorella, creemos que es preciso consumir de un modo diferente. Las bragas menstruales contribuyen a limitar la cantidad de residuos producidos por los tampones u otros productos higiénicos. A lo largo de su vida, cada mujer produce entre130 y 150 kg de residuos. La braga menstrual proporciona una protección reutilizable. Pero hasta ahora, era difícil encontrar un modelo de algodón ecológico. Pensando en esto, hemos creado la primera marca española de bragas menstruales orgánicas.

En Acorella, creemos que nuestras futuras clientas desean transparencia.

Nuestras bragas ofrecen una alternativa a las protecciones menstruales desechables que contaminan el planeta, en particular debido al hecho de que contienen plásticos. El plástico tarda de 500 a 800 años en descomponerse. Se encuentra en los envases, en los aplicadores de tampón, las compresas higiénicas, en las bandas adhesivas y los cordeles de los tampones. Estas protecciones no ofrecen ninguna transparencia sobre su composición y pueden contener productos químicos como la dioxina, ftalatos, glifosato, cloro…

 

¿Por qué hemos elegido el algodón orgánico?

Nuestro algodón orgánico es suave y cómodo: está cultivado sin pesticidas, nanopartículas ni productos químicos nocivos. La producción orgánica mantiene la fertilidad del suelo, reduce el uso de productos tóxicos y fomenta una agricultura ecológicamente diversificada.

El cultivo de algodón es la actividad más contaminante del mundo. Y el algodón supone más de la mitad del consumo mundial de fibras textiles. Por eta razón decidimos crear bragas menstruales de algodón ecológico y no de algodón tradicional. El algodón orgánico es una alternativa más saludable. La planta se cultiva con abonos naturales, prescindiendo así de fertilizantes y pesticidas. Pero, sobre todo, exige mucha menos agua. El cloro y los productos químicos están prohibidos, por lo que es mucho más saludable para el planeta y para nuestra piel.

El algodón orgánico es suave, natural, cómodo y más respetuoso con el medio ambiente, y está en línea con los valores de la marca Acorella.

Unirse a la lista de espera Le informaremos cuando el producto llegue a stock. Por favor, deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.